Todas las entradas por fjmalpica

Florencio José Malpica Hidalgo nació en Canoabo Estado Carabobo, Venezuela, el 26 de enero de 1965. Es ingeniero de alimentos y profesor de educación técnica y profesional, egresado de la Universidad Simón Rodríguez. En el campo profesional lleva 20 años de docencia en el Ministerio del Poder Popular Para la Educación, y actualmente labora como coordinador de la planta de alimentos de la Escuela Técnica Agropecuaria Carlos Sanda. Como escritor ha colaborado con sus obras en la web de La Unión Hispano Mundial de Escritores, Letras de mi pueblo en La Editorial El Perro y La Rana, la web La Poesía Alcanza, la revista digital Encontrarte.com, entre otras.

Llorona

La luna al ver mi amor profundo
y el tiempo que mi pena abrigaba,
me trajo un ser que tenaz llevaba 
el castigo más grande del mundo.
La encontró errando el inframundo
donde sus lágrimas no se secaron,
donde sus ayayay nunca acabaron;
y grité: ¡llorona, ay de mi condena!
y cuando vistes en mi alma tu pena
tus ojos negros brillaron.


Fragmento

©FJMalpica,2021

Lluvia

La veo venir, corro,
me cobijo. Y entre los árboles
se deja escuchar la música invernal
que adormecen los sentidos,
gotas que golpean las hojas
y se desplazan hasta el ápice
para caer y salpicar la tierra;
gotas que caen a la tierra
y convierten el momento sombrío
en un tiempo de purificación;
aguas bravías que bajan al río
y golpean con tesón cada piedra,
cada recodo del cauce. Entonces,
el río mohoso, lagañoso,
lava su cara, suelta el lastre,
las aguas corren en libertad
y mañana sus arenas brillarán
con la pureza de un manto de estrellas.

©FJMalpica,2021.

Platero y yo

La aurora viene saliendo
abrillantando el rocío
y en un costado del río
la noche se va escondiendo.
Un turpial vuela esparciendo
su cantar de mañanitas
y las tiernas florecitas
de amor lo van perfumando;
él camina, respirando,
aroma a niñas bonitas.

Sobre el lomo de Platero
viaja el quijote Ramón
va silbando una canción
que le recuerda un te quiero.
Ramón se quita el sombrero
y saluda a los paisanos
ellos agitan sus manos
devolviéndole el saludo.
¡Tien`asero, ese peludo!
le dicen los parroquianos.

¡Acero y plata de luna!,
—dice Ramón muy contento—...

©fjmalpica,2021

Río seco

Poesía japonesa
Voraz sequía;
el riachuelo en silencio
brilla sin agua.

©FJMalpica,2021

Primavera

Poesía japonesa
Luz y alegría.
Un colibrí aletea
entre las flores.


©FJMalpica,2021

Muchacha

Poesía Japonesa
Muchacha en flor.
Tu piel es un perfume
citando amores.

©FJMalpica,2021

Vita Somnium

La vida como sueño
Somos todo y nada,
luz y polvo estelar.
Oleadas de humanidad
atravesando el prisma de la imaginación.


©FJMalpica,2021
Todos los derechos reservados

Doppelgänger

Cuando el miedo doblega la mente y
deja que la puerta se abra,
un gemido da paso al silencio fantasmagórico y
emerge el doppelgänger,
el doble siniestro atado al lado oscuro de la mente;
el gemelo malvado, la fruta podrida,
el destructor de tu alma;
con su apestoso aliento borrará tu nombre
y el yo verdadero será atado a la oscuridad de la locura
y lanzado al laberinto de los despojados,
al valle de la muerte silenciosa.
Allí donde se oye el susurro de las sombras malditas.


©FJMalpica,2021

Nada es imposible

HOUSTON, TX – JULY 02 (Photo by Bob Levey/Getty Images)
Si caen los grandes,
que queda para los pequeños.
Pero, nada es imposible,
nada impide que lo imposible
se convierta en realidad.
Acaso David
no fue la realidad de Goliat.
Acaso José Altuve, AstroBoy,
no es una realidad en las grandes ligas,
pequeño, gigante,
¡un grande del beisbol!,
el templo de los inmortales, espera.

©FJMalpica,2021

Vida sencilla

Siempre hemos soñado con una vida sencilla,
longeva,
pero las malditas tentaciones

son como un huracán enardecido
arrastrándonos como hojas
al mar de las ambiciones
y ahí el mundo se hace más complejo
.
No existen corazones,
solo almas sin sombras ni reflejos,
y el camino al viejo cementerio
se acorta con un mal paso.

©fjmalpica,2021