Archivo de la etiqueta: poemas

Doppelgänger

Cuando el miedo doblega la mente y
deja que la puerta se abra,
un gemido da paso al silencio fantasmagórico y
emerge el doppelgänger,
el doble siniestro atado al lado oscuro de la mente;
el gemelo malvado, la fruta podrida,
el destructor de tu alma;
con su apestoso aliento borrará tu nombre
y el yo verdadero será atado a la oscuridad de la locura
y lanzado al laberinto de los despojados,
al valle de la muerte silenciosa.
Allí donde se oye el susurro de las sombras malditas.


©FJMalpica,2021

Nada es imposible

HOUSTON, TX – JULY 02 (Photo by Bob Levey/Getty Images)
Si caen los grandes,
que queda para los pequeños.
Pero, nada es imposible,
nada impide que lo imposible
se convierta en realidad.
Acaso David
no fue la realidad de Goliat.
Acaso José Altuve, AstroBoy,
no es una realidad en las grandes ligas,
pequeño, gigante,
¡un grande del beisbol!,
el templo de los inmortales, espera.

©FJMalpica,2021

Vida sencilla

Siempre hemos soñado con una vida sencilla,
longeva,
pero las malditas tentaciones

son como un huracán enardecido
arrastrándonos como hojas
al mar de las ambiciones
y ahí el mundo se hace más complejo
.
No existen corazones,
solo almas sin sombras ni reflejos,
y el camino al viejo cementerio
se acorta con un mal paso.

©fjmalpica,2021

Volverán, volverán, volverán…

  
  La noche es de luna y estrellas,
clara, diáfana, como las esperanza del que camina.
El frío cala hasta los huesos
y la carretera es un río humano,
un caudal de banderas y naciones,
cardúmenes de sentimientos y emociones.

  Atrás en el horizonte quedaron las nubes oscuras
y el sol de noviembre convierte las lluvias de invierno
en melancolía, en brisas de navidad.
En una sonata de recuerdos:
tus manos sobre mi espalda
acarician un adiós,
tu mejilla duerme sobre mi hombro
mientras dices que siempre me recordaras.

  Emigrar es irse y volver
cuando volver se convierte en algo porque regresar
emigrar es irse y volver
como el vaivén de las olas del mar
emigrar es irse y volver
cuando irse no es sinónimo de abandonar el hogar.

  Emigré como la Gaviota Reidora
emigré como el cisne cantor
emigré como las almas del señor
emigran sedientas a cada hora.
Y volveré por la ruta del sol amado
por la luz de cálidas estrellas
por el camino donde quedaron mis huellas
por los lugares donde hemos acampado.

  En el viento oí tu nombre
silbado entre hermosas flores
y en los cúmulos de colores
encontré tus sueños de amor.
Tu amor mi corazón agita
siento la alegría de volver a verte,
de viajar a casa, de volver ahorita,
para amarte, para siempre quererte.

  Hoy soy como las golondrinas que regresan a su nido,
al viejo techo de moho aterciopelado;
quiero estar por siempre a tu lado,
en el viejo pueblo de donde nunca me he ido.

©fjmalpica, 2021.

sembrando batata y sandía

sembrando batata y sandia
imagen de JL G de pixabay

Si toda tesis
tiene su antítesis,
porque la poesía
no ha de tener antipoesía.

Saquen sus conclusiones
y si coinciden con la mía
me buscan en mi huerta
que estaré sembrando batata y sandia.

Y si hay recomendaciones
¡no me busquen!
seguro estoy jugando en la huerta de Thalía,
regando los surcos a borbollones
entre melones de silicones.

LOco

Imagen de Clker-free-vector-images de Pixabay

Dice el maestro:
No tengas miedo de que te llamen loco; haz
algo hoy que no concuerde con la lógica que
aprendiste. Altera un poco ese comportamiento
serio que te enseñaron a tener. Ese pequeño
detalle por insignificante que sea, puede abrir
las puertas a una gran aventura, humana y
espiritual.
Paulo Coelho/Maktub

Yo digo:


LOCO
El verdadero loco
nunca sabe que está loco
el solo profesa la fantasía
que le patina en el coco;
por eso su alma le inventa cuentos,
por eso vive de sueños rotos.
Por eso el mundo es un fandanguillo
y siempre habrá quien lo baile
sin el temor de perder un tornillo;
y a ese rebelde de mil cuartillos
lo aclaman con bombos y con platillos.
«Ahí va mi loco, loco, loquillo,
que le dio la vuelta al mundo
viviendo sus sueños rotos
entre las coplas de un fandanguillo».
©fjmalpica2020